Historia del valle de Toranzo


 

Extraído del libro TORANZO Datos para la Historia y Etnografía de un Valle Montañés por Pedro Bustillo Cano del grupo Bustillo en Yahoo

 

Autora: María del Carmen González Echegaray   

Edición y distribución: Cantabria Tradicional

  

 

FERRERIAS EN EL VALLE DE TORANZO

 

Año 1609: Hernando Bustillo de la Torre (yerno de Don Sancho Villegas propietario de la Ferrería  de la Vega del Prado que se alimenta del agua del rió La Burguilla que baja del monte de Barcena)

 

Posteriormente en el año 1642: La ferreria estaba arrendada a don Pedro de Bustamante y Bustillo vecino de Corvera de Toranzo ( tío del mayorazgo de la casa de Villegas, don Álvaro, propietario actual ) 

 

Los Bustillo de Penilla : Concretamente don Juan de Bustillo apoyó económicamente la Ferreria por ser tío de don Álvaro Villegas.

 

En 1648 : “ Ferreria del Sel de Alsedo” en el río Luena también estaba regentada por don Pedro Bustamante y Bustillo Medinilla de Corvera de Toranzo ( descendientes de la casa Infanzona de Manjón Estrada.

 

En 1671 don Fernando de Bustamante  Bustillo y Medinilla, se convino con el alférez don Domingo Fernández del Monte vecino de Hijas, en que don Fernando entregaría 500 quintales de hierro platina labrados en su ferreria de Sel de Alcedo, para fines de Marzo de 1672.

 

En 1697 don Félix Francisco de Bustamante Bustillo, da en arrendamiento la ferreria del Sel de Alcedo a don Diego de Bustamante Zeballos vecino de Entramasmestras por espacio de 5 años.

 

En 1720 don Antonio Bustamante Bustillo y Medinilla vecino de Corvera arrienda la ferrería anterior a don Juan Gómez Calderón vecino de Luena.       

 

MOLINOS EN EL VALLE DE TORANZO

 

En 1688 había un molino en Penilla, propiedad de doña Antonia de Bustillo Ceballos, viuda de don Juan Bustillo Concha y Señora de su casa  Torre.

 

Ya en el testamento de Juan Bustillo Ceballos, padre de doña Antonia de Bustillo Ceballos se decía: “ los dos molinos que tengo en dicho lugar de Penilla” 

 

VIÑAS EN EL VALLE DE TORANZO

 En 1627 en Corvera  la casa de Bustillo y Manjón de Villegas , había en la bodega 3 toneles de “hervir” y 8 cubas llenas de vino Torancés.

 

IGLESIAS EN EL VALLE DE TORANZO

 

A principios de 1.608 se reúne el Concejo de Toranzo y da poder a Hernando de Bustillo para que pueda ir y vaya a la Villa de Santander, en razón del trato que hay de venir, de los frailes de San Francisco, que se trata de venir a la iglesia de Nuestra señora del Soto, ante S.I. el Arzobispo de Burgos y ante cualquier persona que fuera necesario.

 

Pasados unos pocos años exactamente en 1.626, estando el Convento bajo la custodia del P. Fray Juan Gómez de Escobedo y siendo Sindico secular D. Juan de Bustillo y Ceballos, vecino de Penilla de Toranzo, deciden poner un claustro en el monasterio, donde puedan  los frailes pasear sus rezos y salmodias   en los escasos ratos de ocio que su ministerio les depara, bajo la protección de unos arcos que les asubien  del agua y tamicen el sol en jirones de luz y sombra.

 

En 1.731 se hacen unas obras en el convento de El Soto.

Pero en ese tiempo intermedio desde que se proyectaron los claustros y hasta rematar la parte alta del dormitorio, se hicieron las capillas que en el interior del templo que aún existen.

 

En una de ellas, la segunda del lado del evangelio, hay una leyenda incisa en una lápida  que dice:

ESTA CAPILLA FUNDARON EL VENERABLE SEÑOR LICENCIADO DON LOPE DE BUSTAMANTE BUSTILLO Y DOÑA CRISTINA RAMIREZ DE MENDILLA  SU MUJER. DEJARON POR SU PRIMER PATRÓN DE ELLA A DON PEDRO DE BUSTAMANTE SU SOBRINO, DOTARONLA EN 60 DUCADOS CADA AÑO AHORA (SIC) Y GLORIA DE DIOS Y DE SU MADRE SANTISIMA. ACABOSE AÑO DE 1634.

Don Lope de Bustamante Bustillo era descendiente de la casa de Bustamante de Iruz, hijo de Andrés González de Bustamante Bustillo y de Doña Mencia Fernández de Bustamante, ambos naturales del lugar y antecesores de la Casa de Bustamante-Bustillo en Corvera de Toranzo.

 

Iglesia de San Juan de Corvera.

En 1.611 se reúne el Concejo y dice que Don Hernando Bustillo y su mujer Doña Magdalena Manjón, deben ornamentar la iglesia. “ Ya que tal patronato disfrutan y que no impidan al pueblo su asiento en la Capilla.

 

Iglesia de San Andrés de Penilla.

Perteneció el Patronazgo a la casa de Bustillo Ceballos. Don Juan de Bustillo, Señor y Mayor de la casa y Solar, dice en su testamento, efectuado en 1.649 que le entierren en la capilla mayor “ que hice, ensanché y fabriqué”, y donde está enterrado  su hijo Antonio Bustillo Zeballos.

El ábside lleva la fecha de 1.633. El retablo de San Andrés es neoclásico policromado. Al lado del evangelio hay una lápida empotrada en la pared, con la siguiente inscripción: “ESTA CAPILLA REEDIFICO E HIZO JUAN BUSTILLO ZEBALLOS, VECINO DE ESTE LUGAR A SU COSTA, CON LICENCIA DE SU EXCELENCIA DEL MARQUES DE AGUILAR. AÑO 1633 “ Sobre esta leyenda un escudo heráldico.

Otra lápida colocada en la pared actualmente, pero que estuvo hasta ahora  bajo el suelo dice: ESTA SEPULTURA DOTO EL CAPITAN D. DIEGO DE ESPAÑA Y BUSTILLO Y HEREDEROS.

 

Iglesia parroquial de santa Maria en  Vargas

En 1752 existían dos cofradías, una a cargo del canónigo de Castañeda don Francisco Bustillo.

 

En Vargas había varias ermitas. La mas importante y de mayor tradición, era la  del Santo Ángel de la Guarda, en  la que aun existe una inscripción en una reja, que dice :  HIZOSE ESTE ENREJADO A DEVOCION DE DON MANUEL ANTONIO DE BUSTILLO CEBALLOS, CABALLERO DEL HORDEN DE SANTIAGO Y CAPITAN DEL REGIMIENTO DE DRAGONES DE MEXICO, NATURAL DE ESTE LUGAR. AÑO 1769.

En Vargas existían otras ermitas. Hemos encontrado una escritura de dotación y fundación efectuada el 25 de Julio de 1668 por don Sebastián de Bustillo y  doña Catalina de Zevallos, su legitima mujer, vecinos de Vargas y padres de don Andrés de Bustillo que había fallecido en la ciudad de ( roto el escrito) y teniente de Correo Mayor de ella.

 

Iglesia de Santa Cecilia en Villasevil.

En el año 1598, era esperada la llegada de una imagen de San Mateo para la parroquia, lo que conocemos por un testamento de esa fecha de la cual Doña Constanza Bustillo que se den 30 reales para “ayuda de pago”.

 

La institución familiar de Los Mayorazgos fue fundamental en el Valle de Toranzo, así como en toda La Montaña ( así se conocía en los últimos siglos a esta región de Cantabria)

La principal finalidad de la fundación de un mayorazgo consistía en la perpetuación de un linaje, para lo cual se necesitaba un número de posesiones. Solía pedirse autorización del Rey, y era beneficiario el hijo primogénito

Al heredar hembra por falta de varones, quedaba en ocasiones o casi siempre, con la obligación de casar con varón de su linaje, o si no de colocar su apellido delante del de su marido en el hijo que heredase el vinculo.

 

Antiguamente en el Valle de Toranzo había la curiosa costumbre de feminizar los apellidos. Vemos que las hembras de la Casa Manjón son llamadas “manjonas”, las de Pacheco “pachecas”, las de Calderón “calderonas” y las de Bustillo “bustillas 

 

LINAJES Y PERSONAJES ILUSTRES

 

Bustillo

 

Aunque este linaje procede del valle de Carriedo (posiblemente del lugar de su nombre muy cercano a Toranzo) , tuvo casa muy importantes en el valle de Toranzo.

La torre de Bustillo, situada en Penilla, y restaurada en la actualidad con gran acierto por don Aurelio Ibáñez, ( en la que se han recogido gran cantidad de escudos y piedras labradas ) era en la Edad Media el bastión desde donde se defendía el Valle de Toranzo contra las incursiones de los Manrique, que desde Castañeda intentaban invadir el Valle . Tenemos la descripción que de ella nos hace Amós de Escalante en su libro Costas y Montañas, y que literalmente dice:

“ Una torre robusta, cuadrada, dentro de un cerco de almenas, señala el lugar de Penilla, torre de los Bustillo, que en vez de apoyarse en el monte,  parece que el monte se apoya en ella; tal es su fortaleza. La roca viva asoma su cabeza dentro del aposento bajo, cual si un esfuerzo de su crecimiento hubiese roto el solado monte, sube hasta el nivel del piso primero; sus malezas penetran por las rejas, y a lo largo de ellas suelen deslizarse las culebras ateridas, buscando el calor de la vivienda. Si un día a la patria montañesa le nace tal hijo novelador y  entusiasta como sus memorias y su hermosura piden, la torre de Penilla le dará un noble teatro para interesantes escenas.”   

Así la conoció el gran escritor Torancés. Nosotros la hemos visto sin almenas, pero conservando su severidad medieval, y el mismo aspecto de potencia que inspiró a Amos de Escalante el párrafo anterior.

Fue derribada la primitiva  torre durante el famoso Pleito de los Valles, y no se reconstruyó hasta principios del siglo XVI, en que don Juan de Bustillo y Ceballos, hijo de don  Pedro de Bustillo y doña María de Ceballos, decidió levantar las ruinas que habían quedado de la torre de la Lera. Juan de Bustillo y Zevallos, Señor y Mayor de la Casa y solar de Penilla, testa en 1649 y dice que le entierren en la Capilla Mayor de la iglesia de San Andrés, “ que yo hice, ensanché y fabriqué a mis expensas, donde está enterrado don Antonio de Bustillo Zevallos mi hijo”.

Creo que este don Juan de Bustillo es el personaje que más interesante de todo el linaje.

Es de gran personalidad, y tan amante de su valle que no duda en empeñar su cadena de oro, de treinta y seis eslabones dobles, de veinticuatro quilates, para pagar quinientos reales que estaba debiendo Toranzo a un Juez de Fraudes, durante el tiempo que su hijo Antonio fue Regidor General. En el testamento dice que se pague el empeño para recuperar la magnifica cadena.

Estaba casado don Juan con doña Mencia de Bustamante y Bustillo, de la casa de Bustamante de Corvera. Al fundar vinculo, dice “ Mando y agrego a dicho vinculo y mayorazgo la torre que reedifiqué en el sitio que llaman Llera, sita en el dicho lugar de Penilla bajo un poco de la torre antigua que allí tuvieron mis pasados, con más el prado que está pegado a ella, etc.”

Todos estos bienes y otros muchos más, entre ellos molinos, viñas, etc., los deja a su nieta, en la que queda fundado el mayorazgo en hembra, cosa que no era muy corriente; pone como curiosa condición  que las mujeres que heredasen el vinculo no fuesen “erradas”, es decir que no hubiesen cometido yerro, lo que explica después diciendo que si casasen después de cometido el yerro puedan heredar asimismo el mayorazgo.

Por el inventario de la casa, vemos que se conservan armas de los tiempos de la invasión, como alabardas, picas, partisanas, ballestas, cota de malla, arcabuces, dos espadas, así como escopeta y dos pistolas.

  Entre los muebles, había bufetes de nogal y castaño, sillas y escabeles, bancos “de respaldar”, camas torneadas de nogal, arcas, etc.. y un hórreo delante de la casa.

Las luchas que tubo Don Juan con el Conde de Castañeda se adivinan en las humillantes inscripciones que en las lápidas sepulcrales de su familia, en la Parroquial de San Andrés, se ven y acusan las vejaciones a  que fue sometido por el Conde

Debió hacerse posteriormente otra reforma en la torre a finales del siglo XVII, en que la nieta de don Juan y Señora de la casa se unió en matrimonio con Don Juan Bustillo de la Concha, cuyos escudos aparecen en la fachada de la casa, y son los que se describen al hacerse las pruebas para  Caballero de Calatrava de su hijo don Juan Antonio de Bustillo y de la Concha.

 

Otras ramas de Bustillo     

        

Los Bustillo de Escobedo de Carriedo pasaron a Iruz. Hacia el año 1550, nos dice Escagedo Salmón que habia en el pueblo de Escobedo una rama de Bustillo.

Nosotros hemos encontrado noticia de don Hernando González de Bustillo, Veedor  de Melilla de Escobedo, y hermano de don Andrés González de Bustamante y Bustillo, vecino de Iruz y ascendiente del recordado General Torancés don José Diaz de Villegas y que vimos en el lugar correspondiente  al linaje de los Bustamante. En las ejecutorias y otros documentos de esta casa, al hablarse del apellido Bustillo, siempre se dice “cuya casa originaria infanzona y solariega, cognominada de La Herrán, está en el lugar de Escobedo” y se añade “es de las primeras, mas antiguos y de los mayores blasones que se reconocen”.

En los padrones de hidalguía se dice que los solares de Penilla y Corvera “son una misma cosa”.

Otra rama importante de los Bustillo fue la que unida al apellido Guazo existió en Villasevil, y que veremos al hablar de este ultimo linaje.

La rama de Vargas tubo casa en el barrio del Acebal, que fue reedificada en 1438, después del asalto del Conde de Castañeda, poderoso enemigo del Valle de Toranzo y de todas las casas solariegas e infanzonas que habitaban en el..

De este solar de Vargas descienden los Marqueses del Castañar, Caballeros de Santiago a mediados del siglo XVIII. Esta casa dio otros numerosos caballeros de distintas ordenes y famosos marinos.

Otra familia Bustillo del mismo lugar estuvo vinculada con los apellidos Mora y Escalada, y aun habia en  este mismo pueblo varias casas mas descendientes de igual tronco.